Continúa avanzando la participación política de las mujeres en la región

Si bien en los últimos tiempos se han concretado importantes avances en materia de igualdad de género, subsisten importantes diferencias entre varones y mujeres, que quedan evidenciadas en las estadísticas.

En el marco del 25° aniversario la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing –  donde los Estados Miembros consensuaron una iniciativa que hoy sigue siendo la agenda más integral y transformadora para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y niñas- ONU mujeres realizó un informe que buscó dar cuenta del progreso, las brechas y los desafíos relacionados con el avance de la igualdad de género y los derechos de las mujeres.

En este contexto, Phumzile MlamboNgcuka, secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, expresó que “el estudio realizado es una evaluación en la implementación de la Plataforma de Acción de Beijing. El mismo se basó en el estudio más integral y participativo que se haya emprendido jamás sobre los derechos de las mujeres, para el que colaboraron 170 países”.

Dicho informe muestra un contexto donde se vislumbra un avance en la participación política de las mujeres; sin embargo, también muestra que hay mucho para trabajar y por hacer.

Participación de las Mujeres en la política 

En materia de liderazgo político, podemos observar los avances que han sido impulsados no sólo por cambios en los sistemas electorales y en las leyes sobre cuotas de género, sino también por la determinación de las mujeres que se han sumado a la vida política.

A nivel mundial, el 25 por ciento de las bancas están ocupadas por mujeres, más del doble que la proporción registrada en 1995 que rondaba el 11 por ciento. En cuanto al acceso a los puestos de decisión, en el ámbito local es más alto: se observa que las mujeres ocupan el 36 por ciento de los cargos electivos en los órganos deliberativos locales. En las elecciones de 2019, las mujeres ganaron el 30 por ciento de las bancas parlamentarias en los países con sistema de cuotas, en comparación con el 18 por ciento de los países que no poseen leyes paritarias.

Asimismo, los hombres mantienen la mayoría de los escaños en los parlamentos y en los mandos de conducción de los gobiernos, ya que uno de cada cuatro bancas en dichos parlamentos nacionales están ocupadas por mujeres, y solo en 14 países, ellas representan el 50 por ciento o más de los miembros del gabinete.

El informe de ONU mujeres destaca también que cada vez más países suman a sus presupuestos perspectiva de género. De un total de 69 países y zonas, 13 declararon contar con sistemas integrales para supervisar asignaciones presupuestarias con perspectiva de género, mientras que otros 41 han adoptado medidas para introducir este tipo de presupuestos. Esto significa que el 80 por ciento de los países que disponen de datos sobre el porcentaje de participación de mujeres en política, cuentan con planes nacionales para alcanzar la igualdad de género.